Redes sociales...un dolor de cabeza

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En muchas ocasiones hemos escuchado o inclusive nosotros mismos hemos dicho “las redes sociales no son lo mío”... la triste realidad para los que en algún momento lo dijimos es darnos cuenta que las redes sociales han tomado tal importancia que ya no son una opción sino una necesidad.

Muchas personas y empresas llegan a las redes sociales con propósitos de negocios porque descubren que si quieren estar presentes tienen que estar vigentes y actualizados. Intentar acortar el proceso en redes sociales exagerando en la automatización, exagerando en las publicaciones y exagerando en la delegación es lo que muchos encuentran como la “salida fácil” y se olvidan de la parte fundamental de interactuar, socializar y contestar siempre las preguntas y comentarios. Así de simple… no es tan complicado.

Las redes sociales no deben ser un dolor de cabeza para ti una vez que has confirmado que tu público objetivo usa Facebook y Twitter, y que ya no te queda otra opción más que ser parte de la estadísticas porque el mercado lo está demandando, empieza por estar contento con la imagen que proyecta tu marca y con tu modelo de negocio y entonces si el siguiente paso facilitará muchos procesos.

Conseguir ayuda externa es una buena idea, sobre todo porque te previene de cometer errores garrafales que pueden impactar negativamente tu imagen y reputación.

Pero también existe el peligro que muchas empresas no sólo están buscando asesoría sino que están delegando toda su actividad en redes sociales a una agencia que no está integrada con su empresa pero aún así manejan toda su participación.

Por lo tanto puedes acudir a externos pero ten cuidado que no se delegue absolutamente toda la actividad de una empresa en las redes sociales.

Algunas de las cosas que puedes delegar a alguién sin caer en complicaciones para ti o para tu empresa o negocio son las siguientes:

  1. Editar contenido – Puede que no seas el mejor en diseño y gramática, delega esto pero que sea hecho todo con tus ideas.

  2. Solicitud de contacto – No tiene nada de malo tener un(a) asistente para filtrar tus seguidores, contactos.

  3. Monitorear contenido – Un proveedor externo puede encontrar mayor información de calidad y en menos tiempo.

  4. Editar audio y video – Si sólo sabes darle clic al botón Play, no te preocupes… contacta a un profesional para editar y potenciar eso.

  5. Subir contenidos – Tu tiempo es mejor aprovechado cuando creas contenido que cuando esperas mientras lo subes a internet.

  6. Monitorear tu marca – En lugar de leer búsquedas y reportes, ten a alguien que se encargue de monitorear tu marca y encárgate de responder cuando sea necesario.

  7. Transcripciones – Si funcionas mejor con tu voz que escribiendo, entonces habla y graba tu contenido para que luego se transcrito. El audio lo puedes publicar como un podcast y la transcripción como un PDF, un artículo en tu blog, o como respuestas en las redes sociales.

  8. Limpieza de tu Blog y Página de Facebook – Borrar el SPAM y revisar enlaces, todo eso puedes delegar a tu asistente.

Entonces las redes sociales dejará de ser tu dolor de cabeza y construiras relaciones dentro de lo que actualmente es una realidad.

 

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.