Podrían dar 30 años de prisión a mexicanos por tweets falsos

Lo que pretendía quedarse en una broma o una simple confusión se le fue claramente de las manos a una pareja mexicana acusada de hacer saltar todas las alarmas a través de Twitter. Los llamados “twitterroristas” se enfrentan en México a una pena de treinta años de cárcel por enviar un “tweet” falso en el que alertaban del secuestro de niños en un colegio de la ciudad de Veracruz.

La noticia corrió como la pólvora y ocasionó una cadena de accidentes de tráfico provocada por los padres que acudían desesperados a recoger a sus hijos, al mismo tiempo que varias líneas de los servicios de emergencia quedaron colapsadas. Los dos acusados, el profesor Gilberto Martínez Vera, de 48 años de edad, y María de Jesús Bravo, locutora de radio, están acusados de extender noticias falsas y provocar la alarma social.

El pánico cundió minutos después y se contabilizaron hasta 26 accidentes de coche.

“La gente dejaba su vehículo en medio de las calles para correr y recoger a sus niños porque pensaban que esas cosas estaban ocurriendo en las escuelas de sus hijos”, explica Gerardo Buganza, secretario del interior del estado de Veracruz.

Para Gerardo Buganza, secretario de Interior de Veracruz, la situación de caos generalizada causada por Twitter se podría comparar con la generada por la emisión radiofónica de “La Guerra de los Mundos”, de Orson Welles.

Finalmente se comprobó que se trataba de una falsa alarma y que no había existido tal secuestro. La pesadilla acabó ahí para los angustiados padres pero sólo había comenzado para los tuiteros, que están acusados de terrorismo y sabotaje y se enfrentan a una pena de hasta 30 años de prisión

Si los acusados son finalmente condenados, se trataría de la mayor pena relacionada con el uso de redes sociales hasta la fecha.

Los detenidos han tratado de defenderse asegurando que su única intención fue alertar de un hecho del que habían tenido noticia en Twitter. “¿Cómo pueden hacerme esto por retuitear un mensaje?”, se pregunta Pagola, “son 140 caracteres, no es lógico”.

Pero el juez considera que con sus mensajes contribuyeron a crear una alarma en la población y a sembrar el pánico. Esta acusación ha generado un intenso debate en Twitter y algunas organizaciones como Amnistía Internacional o Artículo 19  han salido en defensa de la libertad de expresión de los tuiteros.

Los abogados defensores argumentan que los “tweets” en cuestión (“Mi cuñada me acaba de llamar muy preocupada, acaban de secuestrar a cinco niños del colegio” o “Se llevaron 5 niños, grupo armado, Psicosis total en la zona”) se limitaba únicamente a transmitir la información que los acusados habían leído en algún otro portal.

Fuente:

SiliconNews

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.